Trabajar y estudiar en Malta. Primeros pasos para lograrlo

Aún recuerdo mis primeros semestres de universidad cuando pasaba horas buscando opciones de becas para estudiar inglés en el exterior…

Con los años esa búsqueda cambió por opciones de trabajar y estudiar afuera; pero nunca encontré una alternativa que realmente se ajustara a mi objetivo y presupuesto. Esa búsqueda era desconcertante porque en cada nueva promesa de programa de “estudia y trabaja” que descubría; también encontraba una decepción, al profundizar en las condiciones de la misma. Y es que becas si hay, promesas de trabajar mientras estudias también; pero de ahí, a que esas opciones impliquen que no tienes que hacer una inversión de tu bolsillo, hay una gran diferencia.

Y entonces de que se trata este post?

Este post se trata, de consejos realistas acerca de la forma como trabajar y conseguir recursos que te permitan cumplir tu objetivo de estudiar en el exterior. Consejos con los cuales, puedes realmente hacerte a un plan realista y no al sueño americano, que a veces termina convirtiéndose en el sueño europeo o de algún otro lugar donde creemos que vamos a correr con mejor suerte que en nuestro país. La falta de oportunidades  de trabajo es algo que está sucediendo en el mundo entero; y ello no lo solucionas huyendo de tu país, lo solucionas preparándote para desarrollar tu propia idea de negocio; o para ser lo suficientemente competitivo en el mercado laboral mundial.

A continuación te explico los pasos previos que debes seguir antes de viajar.

Hazte cargo del camino hacía tus objetivos.

Primero que todo define esos objetivos, y hazlo bien. Una cosa es que uno quiera mejorar su nivel de inglés y para ello quiera viajar al exterior por 6 meses; y otra muy distinta es que quiera vivir en el exterior y utilice la excusa de estudiar inglés para ver si con un golpe de suerte es posible lograrlo. Ambos objetivos son validos, pero tienen caminos diferentes para transitar; que solo dependen de ti. Vuelve a preguntarte: Qué es lo que quieres?

Empieza a trabajar por ello.

Sí quieres realmente alcanzar tu objetivo, procura que no dependa de una de esas becas con remotas posibilidades de ganarse o de uno de esos programas de “estudia y trabaja”. Calcula por cuanto tiempo quieres estudiar, donde, y bajo que condiciones; calcula también, cuanto dinero necesitas para hacerlo y empieza a buscar la forma de generarlo. De manera que si te ganas la beca, tendrás unos recursos adicionales que te permitan mejorar o extender tu experiencia; pero si no te la ganas, por lo menos seguirás en el camino correcto hacía tu objetivo.

Generar recursos depende de tu creatividad y es un buen ejercicio, para medir tus capacidades de hacerlo. Porque si no eres capaz de encontrar caminos para generar recursos, dentro de tu país y hablando tu idioma; difícil será, trabajar para lograrlo, en un lugar que no conoces y donde se habla una lengua que no dominas. Con esta solo quiero dar una visión realista que los ponga a dar pasos certeros hacía su sueño.

La planeación es clave.

Sí después de definir tu objetivo y calcular con que cuentas y que necesitas para llegar a ello; te das cuenta, que no es posible viajar en este momento, ponte metas a futuro. No tiene sentido correr, pero si tiene sentido caminar con persistencia hasta alcanzar la meta.

De eso se trata todo en la vida, de trabajar para alcanzar los sueños; De trabajar con pasión, con disciplina y persistencia, hacía un objetivo con un plan previamente diseñado.

Quieres saber que hice yo?

Cuando tomé la decisión de viajar a estudiar, como lo cuento un poco aquí, seguí esos tres pasos. Me olvidé de buscar milagros, revise con que recursos contaba, que recursos necesitaba, hice un plan y finalmente me lancé a vivir mi sueño. No viajé  con mucho dinero, pero si con el dinero suficiente, para saber que podía vivir durante un poco mas de un año pagando por mi estudio y demás gastos.

Hacer un presupuesto de viaje es algo absolutamente personal, porque nadie mas que tu sabes cuales son esas cosas en las que puedes ahorrar y que son esas otras cosas que definitivamente debes poner en tu presupuesto.

En mi caso, debo decir que tuve la fortuna de ser una persona a la que le gusta ahorrar; y ello me acortó el camino, más no por ello fue fácil. Como ya lo he dicho antes, tuve que hacer muchas renuncias y tomar decisiones difíciles antes de lanzarme a vivir esta experiencia.

Y esta es la parte que puede hacer la diferencia…

Siendo consciente del esfuerzo que me supuso conseguir el dinero para viajar y viendo como el saldo de mi cuenta iba descendiendo semana tras semana; decidí activar uno de los “planes de contingencia” que tuve en cuenta durante la planeación de mi viaje. Ese plan me abrió la mente a otras cosas que realicé y que también me ayudaron a generar dinero mientras estaba estudiando.

Jamás pensé en opciones de trabajo ilegal, pues yo creo firmemente en el respeto a la Ley y en comportarse acorde a ella, estés donde estés.

En el próximo post les cuento cuales fueron todas esas cosas. No lo hago en este, porque quiero que tengan tiempo para pensar en lo que digo en esta entrada.

Hagan sus comentarios y preguntas en la parte inferior de este post, para que motivemos a muchos otros.

“No dejes tus sueños en manos de nadie, toma el control y ve por ellos tu mismo”

whatsapp-btn