Salir de país. 5 cosas de tu esencia que no debes olvidar

En la vida hay que tener muy claro de donde se viene para saber para donde se va, y por ello las 5 cosas que no debes olvidar jamás acerca de tu esencia cuando planeas salir del país son:

Haz lo que más amas hacer en la vida en cualquier lugar del mundo que te encuentres.

No se puede ser feliz, cuando no le dedicas tiempo a tus pasiones. Bailar, practicar algún deporte, construir cosas, pintar Etc… Hay millones de cosas en el mundo que la gente ama hacer; Elige las tuyas y tratar de vivirlas de la mejor manera posible. Cuando haces lo que amas, lo haces con amor; Incluso en ello debería basarse tu trabajo. Recorre la vida amando lo que haces, esta es la mejor garantía para vivir feliz y hacer feliz a tu entorno.

Lleva contigo a donde vayas tus principios.

No temas decir “No” a algo que esta en contra de tus principios. Los principios son la base de toda tu formación y no puedes renunciar a ellos fácilmente. Ten siempre presente, que lo que consideras que no esta bien, no debe cambiar porque alguien te presione a pensar diferente, porque una cosa son las ideas y opiniones y otra tus principios; ello son personales y merecen ser respetados siempre.

Tu familia es la mejor compañía aún en la distancia.

La familia es el centro y pilar de la vida; son las personas que estuvieron a tu lado cuando no eras capaz de valerte por ti mismo. Bien sea tus padres, abuelos u otras personas que se preocuparon de tu formación, debes tenerlos siempre presentes. La familia es la representación autentica del amor y entrega desinteresada.

Los motivos para sonreír no deben faltar en ningún lugar.

Todos tenemos momentos y situaciones difíciles, pero de igual manera siempre tenemos motivos para sonreír y agradecer a la vida; además cuando aprendemos a mirar la vida desde una actitud alegre y optimista, es mas probable que todo a nuestro alrededor se contagie de esa energía y así es mas fácil superar cualquier adversidad. Salir del país y encontrar motivos para sonreír cuando lo haces, es necesario.

Al salir del país, puedes perder tu equipaje, pero jamás la esperanza.

Cuando nos va mal en todo, siempre queda una pequeña llama dentro de nosotros que debemos conservar y se llama esperanza. La esperanza nos mantiene vivos, nos mantiene de pie y luchando en los momentos difíciles. Busca siempre esa pequeña llama dentro de ti, ese motivo para seguir tu camino, apégate a él con todas tus fuerzas y verás como con el tiempo esa pequeña llama se convertirá en un gran motivo de felicidad.

whatsapp-btn